Ayudar a fortalecer redes territoriales de educación es el trabajo que ha desempeñado el profesor Carlos Miranda, quien desde su rol de asesor en los proyectos de anticipación de la Nueva Educación Pública, persigue el empoderamiento de la comunidad educativa. Es una labor que realiza por medio de herramientas para ingresar a los nuevos servicios locales de educación y lograr el fortalecimiento de la educación pública chilena.

Como parte de la consultora Genium de Valparaíso, Miranda ha trabajado en el denominado territorio Chacabuco, compuesto por todos los establecimientos educacionales públicos de las comunas de Colina y Til Til en Santiago para generar las condiciones de adaptación a los criterios que establece la nueva educación pública.

Egresado de nuestra casa de estudios, desarrolla en forma paralela su labor docente en la escuela rural de Peñuelas, donde le ha tocado promover nuevas prácticas y modelos pedagógicos a partir de una constante investigación educativa, que impacte en sectores muchas veces alejados de los centros urbanos.

Desafíos

Respecto de los desafíos de su profesión (Pedagogía en Educación Básica con mención en educación rural y desarrollo), Miranda agrega que “el mayor que enfrenta cualquier profesor en el mundo globalizado, es ser un promotor, mediador y socializador de los saberes. Ser parte de la sociedad, entregar algo de mucho valor, pero también ayudar a la sociedad a valorar lo propio, y de esa manera aportar a la construcción de una sociedad más justa, con más oportunidades, con más tolerancia y por supuesto con una educación de calidad”.

Esta profunda convicción del rol fundamental que tiene la educación para conseguir una sociedad más justa, es un sello formativo que Miranda destaca de nuestra universidad, al igual que la formación recibida. “Hay muchas cosas que valoro, la principal es el conocimiento de las ciencias de la educación. Me he dado cuenta ahora que cosas que en su tiempo se volvían tan cotidianas, en el mundo educativo toman mucho sentido. Aprender desde siempre cosas imples como la correcta redacción de un objetivo de aprendizaje, la búsqueda de que cada práctica pedagógica y didáctica se apegue al PEI  (Proyecto Educativo Institucional) en el que trabajamos, es un excelente principio y sello UPLA, desde ahí se empieza a marcar la diferencia”, afirma.

En el ámbito de la formación de postgrado, Miranda sostiene que se aprende con el ejemplo, al precisar que “ver a profesores que no se olvidan de las escuelas, que trabajan con las escuelas públicas de Valparaíso, algunos siendo docentes de postgrado, continuaban haciendo clases en enseñanza media, y ahí investigaban, aplicaban, buscaban dar un valor de calidad a la educación”.

Agrega que “también veo que la UPLA en verdad es buena. Asistir a congresos y que al momento de exponer se doble la cantidad de personas en el salón, solo porque el expositor es de la UPLA, demuestra que estás en un buen lugar, que tienes una buena formación y que tu universidad es pública y de calidad.”

Entrevistas

crear-usuario

Recursos

boton postgrado3
boton educacion3
boton carreras3
boton biblioteca3
boton bases4
boton sala3